top of page
  • Writer's pictureAhida V.

Mayores tasas de cáncer de hígado y bajo peso al nacer en un sitio tóxico al noroeste de Wichita

Updated: May 15, 2023

9 de mayo 2023


Trace Salzbrenner/TheWichita Beacon

El vecindario de Northeast Millair se encuentra directamente al sur de un derrame químico en una terminal ferroviaria en las calles 29th y Grove.


Casi 30 años después de su descubrimiento, el Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas realizó una encuesta de salud en varios vecindarios históricamente negros, ubicados sobre aguas subterráneas contaminadas.


Las tasas de cáncer de hígado y bajo peso al nacer son más altas entre las personas que viven sobre una pluma de agua subterránea tóxica al noreste del centro de Wichita, según un nuevo estudio de salud realizado por el estado de Kansas.


La fuente de la contaminación es la terminal ferroviaria de Union Pacific en las calles 29th y Grove, que tiene una sustancia química en su suelo y agua subterránea conocida como tricloroetano. El tricloroetano (TCE) está asociado con una variedad de efectos en la salud, que incluyen cáncer de hígado y bajo peso al nacer.

No se sabe si la contaminación por TCE causó las disparidades en la salud de las personas que viven encima de la pluma.

El químico se infiltró en una pluma de agua subterránea de 2.9 millas de largo al sur de la terminal ferroviaria, a través de varios de los vecindarios históricamente negros de Wichita. El agua subterránea está separada del suministro público de agua de la ciudad, que es segura para beber.

En un estudio realizado a 2,793 familias que viven encima de la pluma de agua subterránea, a los residentes del área se les diagnosticó cáncer de hígado casi al doble de la tasa del condado de Sedgwick en general entre 2009 y 2019. Departamento de Salud Y medio Ambiente de Kansas /

La pluma de agua subterránea contaminada se extiende 2.9 millas al sur de la terminal ferroviaria.

Aujanae Bennett es presidenta del vecindario Northeast Millair, directamente al sur de la terminal ferroviaria de Union Pacific. Ella dijo que su padre vivía en el área y fue diagnosticado con cáncer de riñón en 2009. Luego, el cáncer migró a su hígado y murió en 2016.


“Así que no sé… si eso influye o no”, dijo Bennett.


Farah Ahmed, oficial de salud ambiental y epidemióloga estatal con el Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas (KDHE), hizo el informe. Ella dijo que el estudio identifica anomalías de salud entre quienes viven encima de la pluma de agua subterránea, pero no puede decir si la exposición al TCE causó esas disparidades.


Tasas de cáncer de hígado y vías biliares por área geográfica por cada 100,000 habitantes, 2009-2019

Las tasas están ajustadas por edad a la población estándar de EE. UU. del 2000 con 18 grupos de edad.

La Región 5 incluye los condados de Sedgwick, Harvey, Reno y McPherson combinados.

Gráfica: Celia Hack. Fuente: Cancer Kansas Registry. Get the data. Creado con Datawrapper.


“Si los contaminantes en general causan o no daño a personas específicas realmente depende de muchos factores de riesgo diferentes”, dijo Ahmed. “Va a depender de que tanto estuvo expuesta una persona, cuánto tiempo estuvo expuesta, cómo estuvo expuesta.

“Otro tipo de factores que influyen en si una persona tiene efectos en la salud incluyen la edad de esa persona, su sexo, su dieta, sus rasgos familiares, su historial médico familiar, su estilo de vida general y la exposición a otros agentes causantes de cáncer”.

Elizabeth Ablah es profesora en el departamento de salud de la población de la facultad de medicina en Wichita de la universidad de Kansas. Ella, señaló que los determinantes sociales de la salud, como la estabilidad económica, la educación y el vecindario, también pueden desempeñar un papel en el resultado de enfermedades crónicas como el cáncer y las relacionadas con los nacimientos.

“Independientemente de la fuente, existe una gran disparidad”, dijo Ablah sobre los resultados del estudio. “Y eso por sí solo es un hallazgo importante en el que la comunidad estará interesada y necesita saber”.

El estado encontró disparidades en las tasas de cáncer de hígado por raza dentro de la pluma. La tasa de cáncer de hígado entre las personas negras no hispanas en el área fue más del doble de la tasa en comparación con la misma población en todo el estado. La tasa de cáncer de hígado entre las personas blancas no hispanas en la pluma no difirió significativamente de las personas blancas en todo el estado.


Tasas de cáncer de hígado y vías biliares por área geográfica y raza por cada 100,000 personas, 2009-2019

Las tasas están ajustadas por edad a la población estándar de EE. UU. del 2000 con 18 grupos de edad.

Tasas de incidencias del hígado y el árbol biliar Tasas de incidencias del hígado y el árbol biliar

entre personas negras no hispanas entre personas blancas no hispanas


La Región 5 incluye los condados de Sedgwick, Harvey, Reno y McPherson combinados.

Gráfica: Celia Hack. Fuente: Cancer Kansas registry. Get the data. Creado con Datawrapper.


El informe señaló que las poblaciones minoritarias y de bajos ingresos experimentan disparidades en el acceso a los servicios de detección y tratamiento médico.

“Aunque no podemos informar sobre todos los factores de riesgo potenciales, uno de los factores de riesgo potenciales conocidos para el cáncer y muchas enfermedades crónicas diferentes es la raza, el origen étnico y el nivel socioeconómico”, dijo Ahmed. “Tendemos a mirar siempre las tasas de cáncer por raza y etnia”.

El estudio también encontró que la tasa de bebés con bajo peso al nacer, de madres que vivían en la pluma era significativamente más alta que la tasa en Wichita, el condado de Sedgwick y Kansas.


Porcentaje de niños con bajo peso al nacer en el área afectada por la pluma de agua subterránea y otras entidades

La tasa de bebés con bajo peso al nacer nacidos de madres que vivían encima de la pluma de agua subterránea osciló entre el 12 y el 21%, mientras que las tasas en Wichita, el condado de Sedgwick y Kansas oscilaron entre el 7 y el 9%.


Gráfica: Celia Hack Fuente: Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas, residentes nacidos vivos en el estado de Kansas. Get the data. Creado con Datawrapper.


KDHE analizó el peso al nacer entre 2000 y 2021. Ahmed dijo que aunque la tasa de bajo peso al nacer fue más alta dentro de la pluma, esta se ha ido reduciendo en las últimas dos décadas.

El estudio revisó una infinidad de otros problemas de salud asociados con la exposición al TCE, incluidas las tasas de cáncer de riñón, cáncer de vejiga, linfoma no Hodgkin y defectos de nacimiento. El estado no encontró otras disparidades de salud notables entre los que viven cerca de la pluma de agua subterránea. Algunos, incluidos los cánceres de riñón y urinario, aparecieron con menos frecuencia en la pluma que en la ciudad de Wichita.

Para completar el estudio, el estado se basó en fuentes de datos preexistentes: el registro de cáncer de Kansas y defectos de nacimiento reportados a la oficina de salud familiar de KDHE. Pero el registro de cáncer sólo captura datos sobre la dirección de una persona en el momento del diagnóstico. Si un residente se mudara del sitio y luego fuera diagnosticado con cáncer, no estaría incluido en el estudio.

Otra limitación es que gran parte del sistema de notificación de anomalías congénitas se basa en los médicos y en la autoinformación en lugar de la recopilación proactiva de datos por parte del estado. Debido a esto, faltan informes de defectos de nacimiento y los reportados se consideran sólo probables y no confirmados.

Los residentes que viven sobre la pluma de agua subterránea se enteraron del derrame de TCE el otoño pasado, cuando el estado compartió un borrador de su plan de limpieza. A medida que los detalles sobre el derrame salieron a la luz, muchos solicitaron un estudio de salud para entender cómo esto impacta a la comunidad.

El KDHE dijo que solo conoce una residencia privada que usa pozos de agua subterránea contaminada en lugar del agua de la ciudad para beber y bañarse. Pero otros miembros de la comunidad dicen que recuerdan que en su infancia estuvo intercalada con agua de pozo.

“Cuando era niño, muchas de esas casas tenían pozos”, dijo Lavonta Williams, ex miembro del consejo municipal del distrito afectado por la contaminación, en una reunión el jueves. “Y sí, nosotros bebimos el agua, jugamos en el agua, nadamos en el agua y regamos las frutas y verduras con el agua”.

La ciudad de Wichita descubrió el derrame en 1994, cuando comenzó a remodelar el Este de la calle 21st. El KDHE comenzó a inspeccionar el sitio e identificó a Union Pacific como la fuente en 1998. Los funcionarios estatales no saben exactamente cuándo ocurrió el derrame, pero estiman que tuvo lugar en los años 70s u 80s.

Bennett, que vive en el vecindario, dijo que debido a la naturaleza prolongada del derrame, desearía que el estudio del estado estudiara las tasas de cáncer de antes del 2009.

“Aprecio lo que han hecho, pero siento que deben retroceder más porque las concentraciones de ese químico eran más altas en ese momento”, dijo Bennett.

Ahmed dijo que el estudio tuvo en cuenta que se necesitan "varios años" para que la contaminación química se filtre en las aguas subterráneas. Pueden pasar de diez a 40 años entre el momento en que alguien se expone a una sustancia cancerígena y el desarrollo de un cáncer diagnosticable.

Ablah, la experta en salud pública, dijo que las preguntas sobre por qué el estado sólo estudió los cánceres de 2009 a 2019 son válidas.

“Entiendo que están pensando que podrían pasar entre 10 y 40 años entre la exposición y el desarrollo de los síntomas”, dijo Ablah. “Sin embargo, esa es una razón más por la que necesitamos mirar datos anteriores. Y tuvieron acceso a datos anteriores. Entonces, si fuera yo, me gustaría mirar”.

El Registro de Cáncer de Kansas tiene datos que comienzan en 1998. El estudio de salud no estima cuándo ocurrió el derrame, solo dice que "se cree que ocurrió en algún momento antes de 1994".













47 views0 comments

Commentaires


bottom of page