top of page
  • Writer's pictureabcbilingualresour

Una fundación en Arizona ayuda a familias latinas con hijos enfermos en EEUU y México

Por EFE | 05 de diciembre, 2023

Fotografía fechada el 27 de noviembre de 2023, que muestra un corazón de metal con la imgen de una campaña de apoyo a niños enfermos, ubicado en una calle de la ciudad de Phoenix (EE.UU.). EFE/María León


La necesidad de un padre latino tras el diagnóstico médico de su hija lo llevó a establecer en Arizona la fundación MeHug, que ayuda a los niños enfermos y sirve para el "desahogo" de sus padres en EE.UU., como también contribuye con recursos para tratamientos de menores en México.


"Cuando mi hija fue diagnosticada con problemas para comunicarse fue cuando descubrí el mundo de las personas con discapacidades", dijo a EFE Everk Sánchez, fundador de MeHug.

"Entré en un periodo muy oscuro, momentos muy difíciles. Fue entonces que decidí dejar de sentirme como víctima y hacer algo", agregó.


En 2015, Sánchez estableció la fundación, comenzando con su principal programa de ayuda, denominado 'Abrazo', el cual proporciona asistencia emocional tanto a padres como a hijos. Sánchez considera que esa ayuda no es tomada suficientemente en cuenta y es de suma importancia.


Con este programa la fundación estableció una línea telefónica gratuita para que los padres puedan hablar con un especialista y desahogarse, con la premisa de que si el padre o la madre están bien desde el punto de vista emocional el niño también lo estará.


La frustración que sufren los padres de niños con necesidades especiales es algo que conoce muy bien Carolina Huerta. Su hijo Carlos fue diagnosticado con autismo severo, y el golpe psicológico fue muy duro.


"No entendía qué había pasado. Al principio mi hijo era un bebé normal como todos. Pero de pronto dejó de hablar, de comunicarse con nosotros. Estaba en su propio mundo", dijo Huerta a EFE.


Como madre tuvo que aprender primero qué era el autismo y después cómo poder entender a su propio hijo.


"Algunas veces te sientes muy frustrada, lloras, no entiendes y te preguntas '¿Por qué a mí? ¿qué hice mal?' Pero después poco a poco entiendes que tu hijo es un ser indefenso; es como un angelito que requiere de tu protección", refirió.


Huerta considera que la línea telefónica de 'Abrazo' es una gran idea, ya que ella muchas veces ha necesitado desahogarse con alguien y pedir consejos.


"Es duro cuando tu hijo va creciendo y de pronto tiene un episodio, sobre todo en lugares públicos. La gente no entiende, te miran mal, critican a tu hijo, creen que es simplemente un malcriado, sin entender sus necesidades", dijo la madre hispana.


Sánchez indicó que el programa también busca enfocarse en los padres hispanos ya que muchas veces no buscan el apoyo emocional que necesitan porque han sido criados con la idea de que "como hombres son quienes tienen la responsabilidad de tener la solución para todos los problemas".


Adicionalmente, MeHug cuenta con otros programas que ayudan a padres hispanos para que sus hijos con necesidades especiales puedan recibir terapias y asistencia médica y económica de emergencia, sobre todo para aquellos niños que sufren de enfermedades terminales.


"Muchas veces un padre que tiene un hijo con cáncer en el hospital debe dejar de trabajar para estar con su hijo. Es entonces cuando comienzan los problemas económicos que afectan a todos", dijo el fundador de MeHug.


'Tapitas' para pagar tratamientos


Otro de los principales programas de la organización es 'Tapitas', inspirado en un programa que se inició en México.


Por medio de este programa, la fundación ha colocado gigantescos corazones de metal en varios puntos de la ciudad de Phoenix, donde miembros de la comunidad pueden donar todo tipo de tapas de contenedores de plástico, como de botellas de agua, champú, jabón para lavar ropa y refrescos, entre muchas otras.


Los tapones son transportados a México al 'banco de tapitas', donde son limpiados y triturados para ser reciclados y vendidos.


En este programa participan también niños con necesidades especiales en Arizona, quienes así sienten que ellos también pueden ayudar a otros.


Hasta la fecha la fundación ha recolectado cerca de dos toneladas de tapas de plástico. El dinero recaudado sirve para pagar quimioterapias, medicamentos, prótesis y otros tratamientos que requieren niños con necesidades especiales en Estados Unidos y México.


"Existe una gran necesidad entre la comunidad latina de tener más información cuando tienen un hijo con necesidades especiales", sobre todo porque la ayuda que requieren cambia a media que el menor va creciendo, dijo Sánchez.


MeHug también se ha unido a diversas organizaciones que ayudan a la comunidad latina en Arizona para llevar a cabo anualmente el 'Maratón de dar' y cuya edición 2023 se realizó el sábado en Phoenix.


El evento de ocho horas es considerado el más grande de hispanos donando para ayudar a otros.


Los asistentes donaron tapitas de plástico, pelo para hacer pelucas para niños con cáncer, así como sangre, juguetes, guantes, chamarras y cobijas para personas sin hogar, entre otras muchas cosas.

14 views0 comments
bottom of page