top of page
  • Writer's pictureabcbilingualresour

Las temperaturas récord exponen la falta de protección para las personas sin hogar en Wichita

Para las personas sin hogar en Wichita, las olas de calor son una cuestión de vida o muerte. Pero para obtener la ayuda de un puñado de voluntarios, en su mayoría se les deja navegar solos por eventos climáticos extremos.


Publicado originalmente en inglés por The Journal | 31 de agosto, 2023

Reproducido en español por Planeta Venus | 3 de octubre, 2023


Liz Bathgate (a la derecha) sirve desayunos. Ella es dueña de un camión de comida y regularmente se une a Tennant y Bowles para proporcionar una comida caliente a las personas sin hogar de Wichita. Crédito: Stefania Lugli


Sobrevivir a menudo significa resguardarse.


Durante el calor implacable, la guía oficial nos insta a permanecer en el interior, beber mucha agua y dejar que el aire acondicionado enfríe nuestra piel. Pero algunas personas de Wichita no tuvieron esa opción durante la reciente ola de calor. Para ellos, la supervivencia significaba acurrucarse en cualquier sombra existente, moviéndose lo menos posible, sin respirar demasiado, esperando el próximo sorbo de agua, hasta que el sol se sumergiera bajo el horizonte.


Esa es la realidad de vivir sin un hogar permanente que The Journal presenció mientras informaba sobre voluntarios que servían a los campistas sin hogar frente a un parque al sur de Wichita.


Una enorme cúpula de calor en agosto rompió récords en las llanuras, el medio oeste y el sur. En Wichita, las temperaturas se dispararon por encima de los 100 grados durante siete días consecutivos, según el Servicio Meteorológico Nacional. El sábado 19 de agosto la temperatura alcanzó los 111 grados, la temperatura más alta registrada en la ciudad en 11 años y solo 3 grados por debajo de la temperatura más alta de todos los tiempos.


Para las personas sin hogar en Wichita que carecen de refugio, otros miembros de la comunidad intervinieron con agua, comida y amabilidad.


Los funcionarios de la ciudad, incluido el alcalde Brandon Whipple, hacen esfuerzos para apoyar a la población sin hogar durante el calor extremo a través de alcance comunitario y proporcionando acceso a agua y edificios de la ciudad con aire acondicionado. Pero tal ayuda parecía muy alejada de la realidad que la gente experimentaba en los campamentos lejos del centro de la ciudad.


Los defensores de las personas sin hogar y los residentes de los campamentos dicen que la ciudad no está haciendo lo suficiente para proteger a las personas vulnerables y sin refugio durante eventos climáticos como la ola de calor de agosto. Los funcionarios de la ciudad dicen que están trabajando para abordar las causas fundamentales, pero el crecimiento de la población sin hogar está presionando los esfuerzos de alcance comunitario. Crédito: Stefania Lugli


Las muertes relacionadas con el calor tienden a ser raras en Wichita. Pero el calor severo es el principal asesino relacionado con el clima en los Estados Unidos, según la Agencia de Protección Ambiental, a pesar de que la agencia dice que la mayoría de las muertes relacionadas con el calor se pueden prevenir a través del alcance comunitario y la intervención. Se espera que los riesgos de muertes y enfermedades relacionadas con el calor aumenten, con los veranos inusualmente calurosos que se vuelven cada vez más comunes y traen olas de calor más frecuentes e intensas como la que Wichita acaba de experimentar.


Los defensores de las personas sin hogar y los residentes de los campamentos dicen que la ciudad no está haciendo lo suficiente para proteger a las personas vulnerables y sin refugio durante tales eventos. Mientras tanto, un aumento en la población sin hogar de Wichita está poniendo a prueba los esfuerzos de alcance comunitario del departamento de policía. Aunque la ciudad está trabajando junto con otros grupos para abordar las causas fundamentales de la falta de vivienda, parece que se están haciendo pocas disposiciones adicionales en el ayuntamiento para ayudar a las personas sin hogar a sobrevivir futuras olas de calor.


Domingo, justo afuera del Parque Chapin, 9.a.m


Cinco mujeres y tres adolescentes cargan vagones con comida, agua y otros suministros a través de un tramo del río Arkansas que abraza Chapin Park, un antiguo vertedero del sur de Wichita que ahora alberga un parque para perros, un aeródromo para entusiastas de los miniaviones a control remoto y un sendero para bicicletas de montaña. Luego, el grupo se aventura en el bosque para llevar lo esencial a los campamentos para personas sin hogar escondidos más allá de los senderos.


Por lo general, los líderes de este esfuerzo, Jonni Tennant y Kathy Bowles, se instalan en el estacionamiento de Chapin Park una vez al mes a la 1 p.m. Sus "amigos", como ellos los llaman, saben que estarán ahí y salen del campamento para reunirse con ellos. Este mes, con las temperaturas sofocantes, Tennant decidió que su grupo se reuniera temprano y se aventurara en el bosque para minimizar el tiempo en el calor.


"¿Podemos hablar realmente rápido, chicos?" Tennant dice a un grupo de ocho personas, dirigiéndose especialmente a los nuevos voluntarios. "A veces la falta de vivienda no es algo muy bonito. Condiciones bastante deplorables a veces. Pero todavía tratamos de ser respetuosos, porque es su hogar. Todo el mundo aquí abajo merece amabilidad. Están acostumbrados a que la gente sea mala y los critique"


"Tenemos una cancha de pickleball de $6 millones de dólares ... Pero nadie viene a ver a estas personas. Es irritante", dice Tennant, quien lidera el grupo. "El enfoque de nuestra ciudad ha cambiado a negocios más grandes, atracciones turísticas más grandes, por lo que sacan (a las personas sin hogar) del centro de la ciudad. Porque los hace quedar mal". Crédito: Stefania Lugli


Tennant, su hija Shayla Duart y Bowles han estado apoyando a las personas sin hogar durante unos 20 años. Comenzaron con los que acampaban debajo de los puentes, con Duart en el asiento del pasajero listo para llamar al 911 en caso de que algo saliera mal, y progresaron hasta estar entre las caras más familiares para la población sin hogar de Wichita.


Esta mañana, el grupo encontró letreros hechos a mano pidiendo a los invitados que se mantuvieran alejados.


Tennant y Bowles reconocen la firma y gritan. "¡Red y Debbie! ¡Somos Kathy y Jonni y algunas otras personas con suministros! Estamos aquí en lugar de que ustedes vayan allá hoy. Si quieren salir".


Un momento de silencio. Luego, desde detrás de una pared de follaje camina Debbie, enredada en una delgada túnica verde azulado que cae unos centímetros por encima de sus rodillas. Su esposo, Red, la sigue.


Tennant le pregunta cómo está.


"Estamos aquí", dice ella. "Hace calor".


Debbie le dijo a The Journal que ella y Red han estado sin hogar durante casi seis años. La pareja, y su perro, Rocky, se refugian bajo un andamio de gruesos árboles y arbustos. Su refugio ofrece buena sombra, pero no proporciona comodidad durante el calor récord.

"Aunque ayer intentamos de todo, no pudimos refrescarnos", dice ella, refiriéndose al calor de 111 grados.


Para temperaturas extremas, calientes o frías, Debbie y Red limitan sus deberes. No hacen mucho, comen lo que tienen y se consuelan con la compañía del otro. Dicen que no tienen a dónde ir, ya que no hay centros de recursos para personas sin hogar a poca distancia del parque Chapin.


"No tenemos un Lord's Diner en esta área", dice Debbie. "No tenemos recursos (del centro de Wichita). Las cosas están muy al este, al oeste o al norte. No hay un lugar en el sur".


Debbie, que vive cerca del río y del parque Chapin, regresa a su campamento después de recibir de los voluntarios, comida, agua y comida para perros. Por lo general, por la tarde, Tennant y Bowles ponen una mesa con productos en el parque. Esta vez, la pareja y sus compañeros voluntarios llevaron los recursos dentro de los campamentos temprano en la mañana para evitar lo peor del calor. Crédito: Stefania Lugli


Personas como Tennant y Bowles proporcionan la poca generosidad que reciben. "La mayoría de la gente nos mira como si saliéramos arrastrándonos de debajo de una roca", dice.


"Tienes que hacer tu propio camino. La vida no nos debe nada. Estamos muy agradecidos y contamos nuestras bendiciones".


Más al norte en el sendero, otros dos campistas del área del parque Chapin, Shonda y Shawna, encuentran a los voluntarios con sus vagones. Shawna lleva una gatita que alguien recientemente le regaló. Ella la llamó Lamina – "animal" deletreado al revés.


El grupo rápidamente prepara bolsas de plástico llenas de bocadillos y agua para las mujeres, incluyendo latas de comida de gato para Lamina.


Shawna, que acampa cerca del parque Chapin, sonríe mientras uno de los voluntarios saluda a su gatita, Lamina. Ella le dijo a The Journal que este es su primer verano desafiando el calor sin un hogar. Crédito: Stefania Lugli


Ellas son vecinas. Shawna encontró a Shonda ya instalada después de mudarse al parque Chapin el invierno pasado mientras "solo intentaba vivir".


"Es la primera vez que hago algo así. Con el hecho de que mis padres ya no están y esas cosas, es algo que he tenido que hacer", dice Shawna.


¿Cómo sobrevive ella a un día caluroso?


"Simplemente me quedo allí. Trato de pensar que estoy en el hielo", dice. "No moverme. Trato de no respirar demasiado rápido".


Quejas sobre tensiones en los servicios


Varios campistas afirman que, a pesar de las peligrosas temperaturas, el Equipo de Alcance para Personas sin Hogar del Departamento de Policía, HOT por sus siglas en inglés, no había visitado el bosque cercano al parque Chapin en las últimas semanas.


Debbie dice que los oficiales solo parecen "empujar a la gente aquí", lo que sugiere que el equipo de alcance transporta rutinariamente a las personas sin hogar a los campamentos establecidos del parque Chapin, quitando a las personas sin hogar de la vista.


Shonda y Shawna también dicen que el equipo es muy consciente de la cantidad de personas que viven fuera de los senderos, pero solo vienen a "dejar, desalojar o a cazar personas".


"Esas son las únicas veces que aparecen", dice Shonda. "No creo que hayan estado aquí por ninguna otra razón. Nunca han traído suministros. La policía realmente no hace nada aquí abajo".


Debbie también dice que la última vez que recuerda al equipo en el parque Chapin fue la Navidad pasada, cuando las temperaturas bajaron a 5 bajo cero.


"Eso fue algo muy, muy malo", dice Debbie. "Esa fue la única vez que HOT vino aquí y dijo: 'Ustedes necesitan ir a otro lugar', y lo hicimos". Ella dice que el equipo de alcance se ofreció a transportarlos al refugio de invierno de emergencia de HumanKind.


En Wichita, una ola de calor en agosto hizo que las temperaturas se elevaran por encima de los 100 grados durante siete días consecutivos. Por las personas sin hogar en Wichita que carecen de refugio en las temperaturas extremas, intervinieron otros miembros de la comunidad con recursos como alimentos y agua. Crédito: Stefania Lugli


The Journal le preguntó al oficial Nate Schwiethale del Equipo de Alcance para Personas sin Hogar si es algo rutinario que los oficiales trasladen a las personas sin hogar al parque Chapin. Él dice que eso no es cierto, y que va en contra de las reglas transportar a una persona sin hogar a un lugar más allá de un refugio o una familia o amigo.


"Estamos ahí afuera. Ofrecemos servicios a todos", dice Schwiethale. "La única vez que llevamos a las personas es si quieren un viaje o necesitan un viaje, y luego queremos estar allí para ellos y hacer que salgan adelante".


Schwiethale también piensa que la población sin hogar de Wichita puede ser más grande de lo que el equipo de alcance está equipado actualmente.


En los últimos cinco años, la población sin hogar ha aumentado más del 20%, según los recuentos puntuales de 2018 y 2023 de United Way of the Plains. Schwiethale, quien capacita a otros departamentos de policía en el alcance de las personas sin hogar, dijo que desarrolló un algoritmo que sugiere que por cada 125-150 personas sin hogar en una comunidad, debería haber un oficial de alcance.


"Originalmente, cuatro (oficiales) eran suficientes", dice Schwiethale. "En un día cualquiera, nuestro recuento puntual de personas sin hogar es de aproximadamente 700. Una vez que hemos alcanzado ese número, hemos llegado a la cúspide donde probablemente necesitemos más oficiales (de alcance). Pero también nos faltan 100 policías para el departamento".


Otra crítica frecuente es la falta de recursos provenientes directamente de la ciudad de Wichita.


Whipple ha publicado en internet que la ciudad tiene problemas para instalar estaciones de recarga de agua y sugiere a aquellos que buscan aire acondicionado que tomen un autobús urbano o visiten bibliotecas, centros comunitarios y museos.


Los pies de Debbie. Ella y su esposo, Red, limitan sus quehaceres durante las olas de calor para permanecer quietos bajo la sombra de su campamento. Crédito: Stefania Lugli


Es poco probable que los viajes en autobús gratuitos y con aire acondicionado que Whipple resaltó sean aprovechados por personas sin hogar fuera del centro de Wichita. El QLine solo se extiende cinco millas desde Delano hasta Lincoln Heights, lejos de decenas de personas que podrían ser vulnerables al peligroso calor.


En respuesta a la pregunta de The Journal, Whipple amplió sus comentarios por internet, diciendo que Obras Públicas tenía "problemas de adquisición con las estaciones de agua" que retrasaron la instalación.


Actualmente, hay cuatro estaciones públicas de agua presupuestadas. Las dos primeras estarán en servicio a finales de septiembre, según Penny Feist, subdirectora de obras públicas. Esas estaciones están planeadas para el Parque Naftzger y el Old Town Square y serán accesibles las 24 horas, los 7 días de la semana.


"Las ubicaciones de las próximas dos aún no se han determinado. Una vez que las dos primeras estén en servicio, estaremos monitoreando las tendencias para ayudarnos a determinar cualquier cambio que pueda ser necesario para las próximas dos estaciones. Habrá cuatro estaciones operativas para el próximo verano", dijo Feist en un correo electrónico.


Mientras tanto, un desafío muy básico se cierne sobre nosotros: ¿Cómo alguien sin hogar se mantiene hidratado en un calor abrasador?


Algunas personas, como Sarah Jane Sovereign, han tomado la iniciativa de garantizar que los habitantes de Wichita tengan acceso a agua gratuita. Comenzó a poner hieleras con agua y hielo en Central Avenue después de ver a la gente caminar hacia y desde los centros de recursos en el centro de Wichita.


"Al estar en este tramo de carretera ... Ves la necesidad. Veía gente caminando y estaba a 111 grados afuera. Y así, un par de veces, me detuve y ofrecí viajes e hice preguntas", dice Sovereign. "Una chica me contó que ella y la gente con la que está acampando debajo del paso subterráneo, se turnan para caminar hasta el Lord's Diner y traer comida para todos".


Sarah Jane Sovereign comenzó a poner hieleras con agua y hielo en Central Avenue después de ver a la gente caminar hacia y desde los centros de recursos en el centro de Wichita. Crédito: Stefania Lugli


Dijo que Central Avenue es una vía principal para muchas personas en transición y personas sin transporte.


"La ciudad nos dijo que los autobuses son estaciones de enfriamiento. La gente todavía va a estar esperando en el calor", dijo. "Van a estar esperando donde no hay refugio, ni acceso, ni comodidades. Así que traté de colocar estas hieleras en un lugar donde tal vez la gente pueda verlas mientras esperan y así se mantengan hidratados".


Su iniciativa se ha expandido a una operación de ayuda mutua con más de 30 estaciones comunitarias de hidratación en el centro de Wichita.


Sarah Jane Sovereign ha iniciado una operación de ayuda mutua que pone hieleras en el centro de Wichita para dar agua gratis a los transeúntes. Crédito: Stefania Lugli


Según Schwiethale, el Equipo de Alcance para Personas sin Hogar lleva botellas de agua para garantizar que las personas se mantengan hidratadas durante las altas temperaturas.

Personas como Shawna y Shonda también se vuelven creativas.


"Siempre obtenemos nuestra propia agua", dice Shonda. "A veces del parque para perros. El lavabo en el baño se ajusta a una manguera. La mayoría de nosotros vamos a Garvey Park por los grifos".


Otra mujer sin hogar, que pidió a The Journal que no revelara su nombre, dijo que corta las mangueras y las conecta a los grifos de los baños públicos.


"Pero cierran los baños por la noche", dice. "Algunos de nosotros trabajamos todo el día y no podemos llegar allí (antes de eso). Las iglesias no ayudarán. Y la gasolinera de aquí te cobra por hielo y agua. No es mucho, pero algunas personas ni siquiera pueden donar monedas".


El Journal le preguntó a Whipple si cree que debería haber un alcance más específico para las personas sin hogar en calor y frío severos, citando específicamente la distancia del parque Chapin de muchos de los recursos que mencionó.


"Creo que el alcance específico e individualizado a aquellos que viven sin vivienda es la única solución real", dice. "El equipo de HOT dedica su tiempo a visitar campamentos en toda la ciudad y ofrecerles recursos alternativos si desean reubicarse. Les ayudarán a asegurar el transporte a un lugar fresco y llevarán consigo bolsas de agua y hielo para repartir cuando lleguen a los campamentos".


Whipple también se refirió a los objetivos de política de HOT y al Proyecto HOPE, un esfuerzo de la ciudad que proporciona un especialista en vivienda y un trabajador social para personas sin hogar. La iniciativa está financiada por la asignación Byrne Criminal Justice Innovation del Departamento de Justicia de $1 millón. La asignación de fondos de Wichita se extiende hasta el 30 de septiembre, según su plan de acción.


Algunos defensores han expresado su preocupación de que las sugerencias de Whipple para que las personas sin hogar usen museos gratuitos u otros espacios de la ciudad para el aire acondicionado no sean realistas. Tennant dice que no está segura de que una persona sin hogar se sienta bienvenida en el Museo de Arte de Wichita, por ejemplo.


Al abordar estas preocupaciones, Whipple dice que el personal de la ciudad que trabaja en tales espacios a menudo encuentra que las personas sin hogar que vienen lo hacen porque no quieren ir a un lugar designado para dar servicios a personas sin hogar. Se sienten más seguros en un espacio de la ciudad, dice.


"Es un estereotipo negativo que todas las personas que viven sin hogar son disruptivas o incapaces de entrar en un espacio público sin ser perturbadoras", dice Whipple. "Sin embargo, mientras están en una instalación de la ciudad, nuestro personal puede discutir las opciones disponibles para ellos, incluidas las oportunidades de refugio, vivienda, salud mental y servicios para superar las adicciones".


'Pasando a la acción'


A fines de agosto, la ciudad aprobó su presupuesto anual 2024-25. En una publicación en las redes sociales, la ciudad dijo que se aprobaron $100,000 para más estaciones de agua en toda la ciudad. El detalle no está descrito específicamente en el documento en línea como "asistencia para personas sin hogar" ni en las páginas de obras públicas, pero Feist confirmó que se agregaron $135,000 al Plan de Mejoras de Capital de Wichita para "estaciones de agua y otros servicios públicos".


Los números de la cuidad proyectados para asistencia a personas sin hogar también siguen siendo los mismos: $319,966 para cargos de construcción/equipo, $59,404 para otros contratos y $3,366 para cargos administrativos de la ciudad. Nada en "asistencia para personas sin hogar" especifica medidas para abordar emergencias de salud como el calor extremo.


Whipple dice que, en lugar de designar estaciones de enfriamiento que solo están disponibles durante emergencias de calor, la ciudad está trabajando en planes para "brindar tantas oportunidades como sea posible para que las personas se mantengan frescas".


Jonni Tennant (en el centro) y Kathy Bowles (a la derecha) han ayudado a las personas sin hogar de Wichita durante casi 20 años. Crédito: Stefania Lugli


"También estamos invirtiendo en servicios para ayudar a tratar las causas fundamentales de la falta de vivienda, no solo los síntomas", dice Whipple. "Resolver la falta de vivienda no es solo un problema del gobierno, se necesita una amplia coalición de proveedores, organizaciones sin fines de lucro, empresas y apoyo comunitario para resolver grandes problemas. En lugar de hablar sobre el problema, la ciudad de Wichita está tomando medidas".


Schwiethale dijo que Wichita tiene otras brechas que abordar en la lucha para minimizar la falta de vivienda: la falta de espacio de refugio y la renuencia de algunas personas para permanecer en uno.


"Hay brechas en la comunidad. El número 1 son los refugios para mujeres", dijo, refiriéndose al reciente cierre de un refugio de emergencia del Salvation Army para mujeres. Otra es que muchas personas sin hogar rechazan los refugios debido a preocupaciones de seguridad.

"Estás durmiendo al lado de alguien que no conoces, y hay como 100 personas", dice. "La gente no se siente segura haciendo eso. O les roban sus cosas. Así que no quieren usar el refugio".


Agrega que se espera que la ciudad alcance un objetivo funcional cero para su población de veteranos sin vivienda para fines del próximo año, lo que significa que el número de personas sin hogar no excederá la capacidad de la comunidad para trasladar a las personas a viviendas permanentes.


Una brecha que Wichita debe priorizar en la lucha para minimizar la falta de vivienda: la falta de refugios para mujeres sin hogar. El Salvation Army recientemente cerró su refugio de emergencia para mujeres. Crédito: Stefania Lugli


Para Tennant, las asignaciones de fondos de la ciudad son un tema delicado.

"Tenemos una cancha de pickleball de $6 millones de dólares ... Pero nadie viene a ver a estas personas. Es irritante", dice Tennant. "El enfoque de nuestra ciudad ha cambiado a negocios más grandes, atracciones turísticas más grandes, por lo que sacan (a las personas sin hogar) del centro de la ciudad. porque eso los hace quedar mal".


Sally Stang, directora de Vivienda y Servicios Comunitarios de Wichita, dijo que el año pasado la ciudad comenzó a considerar una instalación de $5.5 millones para abordar la falta de vivienda, que incluye un refugio, unidades de vivienda asequible y un centro con servicios de apoyo.


Con el plan, Schwiethale quiere abogar por refugios no congregados, que según él brindan a las personas un espacio privado donde uno puede tener "su propio baño, cerrar la puerta y sentirse seguro".


"Hay tantas cosas en los engranajes que van a ser una gran mejora como no he visto antes en mis 20 años en el departamento, tanto en nuestro equipo HOT como en la falta de vivienda en general.



Tennant dice que está cansada de grupos de trabajo y propuestas con grandes ideas, pero poco seguimiento. Ella ve la consecuencia del fracaso de la política.


"Supongo que realmente no se dan cuenta de que la gente muere en el verano y el invierno", dice. "Ha habido muchas veces que Kathy y yo hemos venido durante el invierno para ver cómo está la gente.


"Abrimos esas tiendas de acampar rezando para que nadie esté muerto ahí".


Esta historia fue producida como parte de Wichita Journalism Collaborative, una colaboración de siete medios de comunicación, incluyendo #PlanetaVenus y tres organizaciones comunitarias que trabajan juntos para llevar noticias e información oportuna y precisa a las personas de Kansas.








5 views0 comments

댓글


bottom of page