top of page
  • Writer's pictureAhida V.

El Laberinto de Medicaid: Llega el Fin de la Cobertura Continua

En abril, las Agencias de Beneficio Público verán un aumento en el número de casos de medicaid, además de tiempos de espera más largos


Kansas City, KS | 8 de febrero, 2023

Por Vicky Diaz-Camacho | Publicado originalmente por FLATLAND

el sitio digital de noticias de PBS Kansas City.


Jovita Mojica nunca tuvo la intención de bajar su ritmo de vida.


La mujer de 62 años es una parlanchina, conocida por ser independiente y activa. Pero la vida tal como la conocía se detuvo el 21 de marzo del año pasado. Alrededor de las 5 a.m., cuando se cayó y se fracturó el brazo.


Aun así, fue a trabajar durante cuatro horas hasta que su jefe la envió al hospital.


"Y de ahí comenzó la odisea, comenzó una cosa y otra y otra y otra", dijo Mojica.

Esa visita al hospital fue la primera de muchas. Más tarde, los médicos le diagnosticaron osteoartritis y más tarde cáncer.


Durante el año pasado, ella estuvo en tratamiento y se sometió a una cirugía para extirpar el tumor. Medicaid lo hizo posible, dijo ella.


Antes de calificar para Medicaid, Mojica dijo que esperó casi seis meses para que le regresaran las llamadas después de las citas con el médico. Una vez que llegó la aprobación de Medicaid, pudo programar cirugías, citas y obtener acceso a medicamentos, en la mitad del tiempo.


Debido a sus diagnósticos y dolor crónico, ella ya no podía trabajar.


Se mudó con su hija.


"Yo estaba acostumbrada a estar en mi casita, ser independiente — trabajar, mi carrito y todo. Pos ahorita no puedo nada. Batallo para todo, pero aquí estoy todavía", dijo Mojica con una sonrisa.


Mojica se encuentra entre el estimado del 14% de los discapacitados de Kansas inscritos en Medicaid. Inicialmente, ella no calificó porque era menor de 65 años, pero se dio cuenta que podía hacerlo debido a su estado de discapacidad.


En Kansas, el 25% de los beneficiarios de Medicaid y del Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP) eran personas con discapacidades o adultos de 65 años o más.


Esta población representó más del 60% de los gastos estatales de Medicaid, según el informe del Instituto de Salud de Kansas y el Departamento de Investigación Legislativa de Kansas. La inscripción entre estas poblaciones ha ido en aumento desde 2019 y aumentó en 2021 durante el pico de la pandemia de COVID-19.


Inscripciones a Medicaid/CHIP 2020-2022

Hasta agosto 2022 las inscripciones aumentaron un 27% desde febrero 2020


Durante dos años, las solicitudes de los beneficiarios se renovaron automáticamente a través de la inscripción en la Cobertura Continua que estaba vinculada a la crisis de salud pública.


"Medicaid ha cumplido un propósito realmente importante en el transcurso de la pandemia", dijo Suzanne Wikle, analista principal de políticas del Centro de Derecho y Política Social.


Expertos como Wikle dicen que esto representa un problema, especialmente para los 12 estados sin expansión de Medicaid, como Kansas. Sin fondos, apoyo y alcance adicionales entre ahora y abril, las personas elegibles podrían estar en riesgo de perder la cobertura.


"Los múltiples pasos necesarios para renovar exitosamente la cobertura de Medicaid crean muchos puntos en los que la persona podría perder la cobertura a pesar de seguir siendo elegible", escribió Farah Erzouki, analista principal de políticas del Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas.


En los próximos meses, dicen los defensores, las personas deben verificar que toda la información esté actualizada para evitar fallas en la cobertura.


Según el Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas, se estima que 18 millones de personas en los Estados Unidos podrían perder la cobertura. Otros pueden quedar en el limbo del seguro médico. Muchos de los que quedan desprotegidos, tienen más riesgo de problemas o necesidades de salud, como los ancianos, los niños y las personas con discapacidades.


"Es difícil hablar con la comunidad cuando la mayoría de ellos ni siquiera saben que esto está sucediendo".

Erica Andrade, directora principal de programas de El Centro Inc.


¿Por qué sucedió esto?


Después de declarar una emergencia de salud pública en 2020, el Congreso aprobó una legislación que otorgó a los estados más fondos para detener la terminación de los beneficios de Medicaid. Esa disposición se mantendría durante dos años.


Pero en diciembre, el Congreso estableció una fecha para finalizar la disposición de Cobertura Continua que reinicia la revisión de las solicitudes y las finalizaciones de Medicaid tan pronto como en abril.


"Los estados están lidiando con la escasez de personal, pero también lidiando con un número de casos históricamente alto", dijo Erzouki. "Las agencias estatales nunca han tenido tantas personas inscritas en Medicaid".

Un Largo Proceso

Los navegadores de salud en los centros comunitarios locales sienten el peso a medida que se acumulan las solicitudes.


Montones de papeles apilados cuidadosamente en el lado derecho del escritorio de Ivonne Montanez. Un archivador cerrado con llave detrás de ella guarda de forma segura los papeles con información confidencial de los solicitantes. Entre ellos hay una carpeta llena de solicitudes de Medicaid.


Montanez trabaja como navegador de salud en El Centro Inc., una organización local comunitaria sin fines de lucro, para ayudar a las personas a encontrar los servicios que necesitan. Ella está al tanto de cada paso del proceso de solicitud. Su lugar de trabajo es conocido como un centro para una variedad de necesidades, y las necesidades sólo han crecido en los últimos meses.


Ella se está preparando para una carga pesada. Durante la pandemia, su equipo de dos personas manejó aproximadamente 50 solicitantes al mes. Ahora, ella estima que revisan 20 solicitudes por semana.


"Todo mundo va a renovar", dijo. "Va a estar largo.



Desglose de la inscripción por raza y situación laboral

Kaiser Family foundation, datos de inscripciones de Missouri y Kansas



La directora de programas de El Centro, Erica Andrade, enumeró el por qué.


"Hay tantas otras cosas sucediendo con una pandemia", dijo Andrade. "No es como si la gente marcara sus calendarios y dijera: 'Oh, sí, voy a recibir mi aviso de renovación'".


Además, la información no siempre ha sido clara. Los procesos en constante evolución a nivel federal y estatal pueden afectar quién es elegible y quién no. Pero esa información no siempre llega a la población general.


Ahí es donde los centros comunitarios como El Centro han intervenido, dijo Andrade.


"Es difícil hablar con la comunidad cuando la mayoría de ellos ni siquiera saben que esto está sucediendo", agregó. "Son principalmente los proveedores los que en este momento están preocupados por ellos".


Ella y los navegadores de salud trabajan en estrecha colaboración con los clientes nuevos y existentes para garantizar que los ingresos, la dirección y la información de contacto estén en el sistema y se envíen a las oficinas estatales de Medicaid. Su método es generar confianza y forjar relaciones con clientes que podrían desconfiar de compartir sus números de seguro social o su estatus migratorio.


El Centro se enfoca en la conexión personal y la educación.


Muchos de los clientes del centro son de diferentes partes del mundo y no hablan inglés. Más recientemente, se ha visto una afluencia de asilados, refugiados e inmigrantes que se dirigen al Medio Oeste del país.


Un caso reciente de inmigración es un bebé con parálisis cerebral cuya familia vino de Colombia. Montanez ahora está buscando una manera de asegurar al joven paciente para que reciba los tratamientos que necesita. Mientras tanto, la familia espera.


Los navegadores de salud ven a las personas que quedan en el limbo debido a una serie de problemas, incluido el estatus de ciudadanía, o no cumplen con los requisitos de ingresos. Algunas personas ganan demasiado para calificar para ciertos beneficios públicos, pero muy poco para otros.


"Todos los días tenemos un caso especial", dijo Montanez. "Eso es un poquito difícil ... no califican para-Medicaid".


Montanez ha construido una buena reputación con sus clientes por simplificar los procesos de solicitud que de otra manera hubieran sido desalentadores, particularmente entre los clientes de habla hispana. (Vicky Díaz-Camacho | Flatland)


Las personas que han vivido en el área de Kansas City por un tiempo también quedan rezagadas.


Mark Smothers, residente rural de Missouri, actualmente no tiene seguro y dice que Medicaid no funciona para él.


Él es un sobreviviente de cáncer y tuvo Medicaid en el pasado, pero tuvo problemas para encontrar doctores que lo aceptaran. Smothers enfrentó más barreras después de ser diagnosticado con cáncer de piel.


En un momento dado, los administradores de casos del Departamento de Servicios Sociales fueron capaces de ayudar a las personas a completar la solicitud de más de 32 páginas en persona, pero ese programa se redujo hace unos años.


Eso hace que sea más difícil buscar ayuda.


"Te envían con un extraño cada vez que llamas", dijo.


Andrade coincidió y dijo: "Si alguien nuevo está aplicando, la solicitud es ... bastante intensa".


Es por eso por lo que ella insta a la comunidad y a los líderes comunitarios en Kansas City a adelantarse al proceso de terminación.


Muchos como Smothers han optado por prescindir de Medicaid este año.


"Espero mantenerme saludable por unos años más hasta que obtenga Medicare a los 65 años", dijo Smothers.


El problema de la ‘Confusión’


Analistas, líderes y miembros de la comunidad dijeron que el proceso de solicitud es engorroso.


También lo son los errores administrativos, que son denominados como "confusión administrativa". Esto puede ser cualquier cosa, desde confusión sobre una nueva dirección hasta un error del beneficiario. El enredo ocurre cuando las personas se desafilian, vuelven a solicitar y se les aprueba los beneficios nuevamente.


Es más probable que esto ocurra en los próximos meses debido al alto volumen de solicitudes, la escasez de personal y el lapso desde la última vez que las agencias hablaron con los beneficiarios.


Los analistas de políticas están demasiado enfocados en esto por varias razones. Uno es lo ancho de la banda administrativa y qué o quién se pierde en la confusión.


"Es un dolor de cabeza y estrés para la familia. Es papeleo adicional para el estado", dijo Wikle. "Es una situación sin salida".


En segundo lugar, los datos de un informe reciente muestran que el proceso, que permite a los estados comenzar a revisar las solicitudes, dejará a las personas de comunidades minoritarias en desventaja.


El analista de políticas Erzouki explicó que las comunidades minoritarias tienen más probabilidades de perder cobertura debido a razones del procedimiento y no por inelegibilidad. Los niños, los adultos jóvenes y las comunidades latinas y afroamericanas corren mayor riesgo de perder la cobertura.


Un informe de la Oficina de Políticas de Salud encontró que se prevé que 5.3 millones de niños y 4.7 millones de adultos de 18 a 34 años perderán la cobertura de Medicaid o CHIP. Alrededor del 30% de ellos son latinos y el 15% son afroamericanos.


En los últimos dos años, muchas personas han cambiado de trabajo, se han mudado o se han visto afectadas por la pandemia.


Estos factores han hecho que sea más difícil para la gente, mientras que el mismo sistema complejo permanece.


"El proceso realmente va a exacerbar muchas de esas desigualdades. Realmente se va a levantar el telón sobre las poblaciones vulnerables", dijo.


Un ejemplo son las personas que requieren ayuda para llenar la solicitud.


Gente como Mojica.


"Esas aplicaciones son difíciles", dijo.


El Centro ofrece asistencia gratuita para solicitar varios beneficios públicos y videos educativos como estos para la comunidad. Para ver más videos, haga clic aquí. (Cortesía: El Centro)


Todo fué muy abrumador para ella y su hija. Ella estaba confundida con la larga lista de requisitos y la cantidad de papeleo.


Pero ella encontró ayuda en El Centro a través de Montanez, quien fue asignada a su caso. Más allá de la logística de llenar la solicitud, personas como Montanez pueden hablar su idioma y entender sus experiencias.


Ellas tomaban un café y discutían la situación. Montanez dijo que ese es un beneficio que valora en una organización sin fines de lucro. No hay límite de tiempo para ayudar a las personas a navegar por un laberinto vertiginoso solo para obtener atención médica.


Su mensaje es escuchar las historias de los miembros de la comunidad. Si ellos necesitan atención personalizada, ella espera que los centros comunitarios puedan satisfacer esas necesidades. También reconoce que se necesitan más navegadores de atención médica que puedan conectarse con las personas para poner su vida en orden.


Es importante. Mojica coincide.


"Ahorita estoy muy contenta", dijo ella.


56 views0 comments

Comments


bottom of page